“El mayor obstáculo para conseguir nuestros objetivos es pensar que no podemos dar el primer primer paso”

David Blanco





 

 

“Hablar en Público”

 

Hablar en Público es una  asignatura pendiente, tal y como comentaba en su excelente libro, Manuel Campo Vidal, “¿Por qué los españoles comunicamos tan mal?

 

Salir a la pizarra, en nuestra infancia y adolescencia era sinónimo de castigo. A diferencia de otros países como Estados Unidos en el que se considera una excelente oportunidad.
 
El miedo escénico es una constante amenaza para nuestra atormentada mente en los días previos a una presentación.
 
Asaltan dudas tales como:
 
¿Seré capaz?, ¿me quedaré en blanco?, me van a criticar, no me siento preparado...
 
En estos 13 años que llevo, dedicándome a aprender y a formar a personas en este difícil arte, he conocido a seres muy capaces y preparados que “sabotean” su prestigio por sentirse “cual flan” ante una exposición en público.
 
¿Existe alguna solución?

 
Propongo 3 técnicas muy útiles:
 
                                  @PNL (programación neurolingüistica)
Es clave elaborar discursos mentales positivos y palabras de “autoaliento" tales como: soy capaz, lo voy a hacer bien, tengo derecho a estar nervioso, poco a poco iré aprendiendo...
 
Es importante “atrapar a las distorsiones cognitivas” que nos alejan de nuestro objetivo con palabras como: ¡Basta! Tranquilo, lo voy a hacer bien! estoy trabajando mucho y voy a tener mi recompensa!
 
@ Visualización.
 
Crea imágenes positivas en tu mente, viéndote a ti mismo haciendo la presentación, siendo felicitado al final de la misma y sintiéndote muy feliz por haberlo hecho.
 
Elige escenas felices de tu vida e insértalas a tu antojo cada vez que dichas distorsiones  aparezcan o los pensamientos negativos se quieran adueñar de tu destino.
 
 
          @ Respiración Abdominal
 
Aunque es un tema extenso como para tratarlo en pocas palabras, cuando respiramos de este modo hipoventilamos y llega más oxígeno a nuestro cerebro. Conseguimos una reserva de aire en el abdomen que nos brinda una voz más segura, firme, enérgica y no entrecortada o nerviosa.
 
Está demostrado que incluso podemos hacer bajar nuestras pulsaciones.
 
Para concluir os quiero confesar el VERDADERO SECRETO para hacer una Presentación Excelente:
 
LA PREPARACIÓN!
 
Robert Aylant decía que:
 
“Cada minuto de exposición supone 1 hora de preparación”
 
Por lo tanto, Atrévete, prepárate, confía en ti mismo, piensa en tu audiencia, haz sus intereses tuyos y...
 
no dudes en contratar a un Asesor que te haga ganar en confianza y te ayude a elegir la palabra precisa en cada momento de tu discurso, el gesto adecuado, el tono eficaz en pro de tu crecimiento personal y de tu negocio.
 
David Blanco.
•      Visión Compartida - David Blanco Pérez ®    2013 Copyright ©      •      Teléfono 649 576 572      •      davidblanco@visioncompartida.es      •
•      Desarrollado por Adrián Sandoval Pérez      •